Noticias

REQUIEREN ATENCIÓN MÉDICA A UNA PERSONA EN SITUACIÓN DE CALLE, AFECTADA POR ELEFANTIASIS

La concejala Rosana Rolón presentó una minuta al pleno de la Junta mediante la cual manifiesta que un hombre de 53 años de edad en situación de calle afectado por la enfermedad llamado elefantiasis, y que van 11 años recibiendo lo que le dan desde sus coches los conductores que transitan por la avenida España y San Martín, sitio en donde se encuentra sentado sobre una alfombra colocada sobre el paseo central, y protegido del sol y la lluvia a pocos metros del semáforo por una carpa.

Refiere que las piernas del mismo, están hinchadas a punto de estallar debido a la enfermedad que padece como sus tres hermanos, a diferencia está en que a sus hermanos ya les amputaron las piernas, actualmente en sillas de ruedas, y usan pañales.

“El paraguayo te quiere tirar en la esquina, por eso insiste en cortarte las piernas, para que desaparezca de su vista y te vayas a tu casa”, afirmó con un tono de rebelión e impotencia el afectado. Aclara que la elefantiasis que él padece ya no puede someterse a una cirugía porque toda su piel ya está cedida. Se empeña en seguir caminando, aunque se le desgarre la piel de sus piernas y esto produzca un sangrado.

Bajo la carpa tiene todo lo que necesita para hacerse curaciones y desinfectar las heridas que se provoca al moverse. Menciona que usa sulfa carbón y analgésicos muy fuertes. Algunos se los trae desde Clorinda. Opta por esta modalidad porque aquí son muy caros o no se los encuentra en el mercado. Recuerda que antes de agravarse su enfermedad, trabajaba como chofer, pero que ahora ya no lo hace porque no puede mover las piernas.

La carpa es su casa móvil, despliega al llegar y la dobla al retirarse, dejando sus pertenencias sobre el piso del paseo central, pero nadie comete robos con las cosas de su propiedad. Es muy disciplinado. Cada día se desinfecta las piernas con hojas de guayaba e insiste con el lavado de manos.

La elefantiasis o filariasis linfática, transmitida por mosquitos, se produce cuando los parásitos de tipo filaria (gusanos filiformes), bloquean la circulación de la linfa, provocando la hinchazón de las piernas. Secundariamente se produce un engrosamiento de la piel y los tejidos blandos, por lo que las piernas adquieren el aspecto de patas de elefantes. De ahí el nombre de elefantiasis. Causa dolor, diferentes grados de discapacidad y por lo general, un gran estigma social, debido al aspecto físico de los afectados.

Esta enfermedad afecta a millones de personas en el mundo, siendo causante de discapacidad y sufrimiento. Se estima que hay unas 120 millones de personas afectadas por elefantiasis. Un tercio están desfigurados o incapacitados a causa de esta enfermedad.

El hombre con las piernas semejantes a las patas de un elefante, sigue esperando ayuda bajo una carpa ubicada sobre el paseo central de España y San Martín. Con las monedas que recibe cada día alimentará a sus tres hermanos con la misma enfermedad, pero con las piernas amputadas, usando pañales y en sillas de ruedas.

Finalizó la legisladora de la comuna solicitando a la Intendencia Municipal, para que a través de las Direcciones correspondientes así como el Policlínico Municipal, le brinde a esta persona afectada por elefantiasis, toda la asistencia necesaria que corresponde a las personas con discapacidad física o intelectual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *